variedades-compressor

VARIEDADES

De las múltiples variedades existentes, en Casa da Tulla cultivamos la patata Kennebec, con tres calibres diferentes, y la ‘Fina de Carballo’, con dos.

Esta última es una variedad autóctona de la zona de Bergantiños, caracterizada por su excelente calidad, difícilmente superada por otras variedades más modernas. Nuestras señas de identidad son la producción artesanal y la apuesta por la calidad, al amparo de la Indicación Geográfica Protegida (I. G. P.) ‘Pataca de Galicia’.

VARIEDADES

Patata Kennebec

De tamaño mediano-grande, la Kennebec es una patata semitardía que se caracteriza por una piel gruesa amarilla clara y su carne blanca. La forma es ovalada o elíptica achatada, y sus ojos son superficiales. Es deliciosa, se prepare como se prepare, y es muy versátil: para hacer al horno, a la brasa, para freír…, aunque se recomienda cocida, porque su carne es firme y no se rompe, especialmente importante si se usa como guarnición o en ensaladas.

Si se cuecen solas, es muy importante dejarlas con la piel para que conserven todo su sabor y sus componentes nutricionales. Al horno, como patatas “panaderas”, para consumirlas directamente acompañadas de salsa o simplemente de sal y pimienta… el resultado es siempre excepcional.

Fina de Carballo

En cuanto a la “Fina de Carballo”, es una de las cuatro variedades autóctonas de Galicia, en proceso de recuperación y registrada comercialmente. De forma oblonga, el color de su piel es de un blanco crema; de carne blanca y ojos más profundos que la Kennebec, es algo más difícil de pelar, pero se compensa por sus cualidades en la mesa.

Muy conocida por los consumidores locales como una patata de calidad excelente, con una textura también firme tras la cocción y considerada superior en cuanto a propiedades organolépticas. Por todo ello, no es de extrañar que aumente su demanda.

Wordpress themes JazzSurf